Páginas vistas en total

martes, 2 de agosto de 2016

POLICÍA EQUIVOCADA.

Venía en el trole,hace algunas semanas.  Y el mismo, transitaba por la calle Arístides Villanueva. En un momento, se le pone a la par, una camioneta de la policía. ¿Qué hace el servidor público?. Un amague para cruzarse de carril, en la esquina, sobre Boulogne Sur Mer.Clara infracción de tránsito. Y hecha por la policia de tránsito,misma. Entonces, el trolebusista,saca la cabeza      por la ventanilla, y le dice a una mujer que iba del lado derecho del conductor:
--¿No ves dónde vas?.¿Para qué tenes el espejo retrovisor,para peinarte?.
Acto seguido, el trole, dobla la esquina y continúa por la avenida Sur Mer. 
Pero el auto policial-todos los pasajeros lo vemos-. acelera, pone su sirena, y en un cuadra, más adelante, cuando el trole para por un semáforo, se le cruza intepestivamente,  y me atreveria a decir de manera agresiva, de tal manera,que se para en seco,sin dejarlo seguir. 
Sale del coche, la mujer policía y le increpa al conductor
-.¿Me ha faltado el respeto?. Deme su registro de conducir...
El trolebusista afirma que no cometió ninguna falta. Otros pasajeros increpan a la mujer policía, porque obviamente, todos vimos la falta que era de la policía no del trole. Pero viene otro funcionario, y lo hacen bajar al conductor del transporte público. 
A todo esto, se demora en seguir,claro. Empieza una discusión,vana desde ya,porque no es necesaria en absoluto. La policía era la responsable de la mala maniobra. 
Entonces, como yo venía algo apurado, con productos cosméticos, me bajo del trole, y sigo caminando hasta mi destino.Pero para relajarme de este lamentable hecho, del cual es culpable,la policía, voy a tomar una gaseosa al bar de los caballitos de Marly. 
Sin dudas esta es nuestra policía. Irreverente. Orgullosa de cometer una infracción,parece,o de hacer perder el tiempo a la gente,y  no reconocer, su error.Les interesa más el poder. Por cierto, además, si algún caco,anda por ahi, éstos están ocupados en boludeces,o en defender lo indefendible. Porque de estar forma, pueden ser responsables, de no poder evitar,-por su impericia- por ejemplo, un acto delictivo. 
En fin, asi están las cosas.