Páginas vistas en total

jueves, 29 de agosto de 2013

CAFÉ UFOLÓGICO Y HELADOS. ÁRABE.

Voy otra vez caminando por las calles de Mendoza. Me llevo el libro de astronomía. Mi destino final: café de la calle Lavalle. Veinte cuadras. Para conversar sobre ovnis. Es el café de todos los meses.
Tomo por calle Newbery, y al cabo de unas cuadras-como era muy temprano- me siento en una tapia de una casa, y leo el libro. Una media hora. Luego sigo viaje. Llego a una heladeria. Buena ocasión para volver a detenerme, y tomar un helado mientras sigo leyendo el libro, que dicho sea de paso, es fascinante. Hablo allí con el empleado.
---Voy a ver si vuelvo,eh. Si el helado es bueno, vengo otra vez.
--Si, si...
--Se nota que tienes entusiasmo en servir.
--Trabajo desde noviembre...pero ahora estoy menos aburrido,porque empieza el calor, y la gente viene mas.
--El lugar es muy lindo Muy bien presentado. (Y miro alrededor, baños, un bebedero para tomar agua, mesas y sillas de metal lindas, etc..).
Entonces sirve el helado. Hay un televisor con vídeos musicales. Leo el libro. Al terminar el helado pido otro. Y mejor; más caro, con chocolate recubierto, crocante y más grande. Un placer en cucurucho.
Estoy un rato allí. Luego me lavo las manos y me voy saludando al joven.
Continúo caminando. Alguna fémina. Saludo amablemente. Siempre haciendo gala de respeto, y uso de buenas palabras, para "romper el hielo" de alguna timidez que me queda.
Entro al restaurante. No hay nadie aún.  Luego sigo leyendo, esta vez en nuestro bar de ovnis. Llegan los comensales. Dos nuevos. Les hablo de nuestra modalidad ufológica. Enseguida somos ocho. Conversamos varios temas. Chistes. Qué De la Rua, no se qué. y alguna otra cosa. Que la tortuga del acuario. Y chanzas. También seriedad a la hora de debatir ovnilogía. Antes de las 9 y media, me tomo el palo. Saludo a todos. Tomo el micro. En el mismo, hay una mujer vestida de odalisca. Le hablo. Pero noto que su idioma es el árabe. Pienso "¿la novia de Bin Laden? En Argentina todo puede ser.Ja!". No comento más nada, porque con señas no desee comunicarme.  Y llego a mi departamento. Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida  y cosida con hilos de plata y oro.

martes, 27 de agosto de 2013

VISITA AL MÉDICO. X

Camino hasta el doctor, que son quince cuadras. Me reconforto mirando la tarde, y vuelvo a pasar por el reloj solar del Parque Central. No me faltan -como siempre-para admirar a las lindas chicas y por cierto, con el respeto que tengo por ellas, y la vida. En fin...
Veo a una. Le digo:
---Linda tarde para caminar.
Estaba vestida con pantalones de gimnasia, de color azul, fuerte, el color, y ella. Ja!. Pero ojo, que le iba a decir: "que azul fuerte en el cielo"...algo asi. Ja!. No se lo dije. Bue!...Tampoco debo decir todos los libretos. Pero no me falta letra. Ja!. ¿A donde llegaré?. Digo, con mi entusiasmo. Porque ¿saben?. No me dan bola. Nadie. Ja!. La vida, sí, eh.
Llego al doctor. Entro al instituto. Le digo algo a la secretaria. Saludo.
Cuando entro a verlo, al doc le digo:
--Tiempo buono con poco cuambio de temperatura. Buonas tardes.!...
Claro, su apellido, es Buono. Ja!.
Siempre dispuesto a hacer libretos hablados. No actúo tanto, como hablo. Soy esencialmente un humorista, más que actor. Sin embargo, me acuerdo que este año, también actué. Participé en tres clases, solamente.  Pero no seguí, porque era caro, y deseaba comprar un telescopio, que ya poseo.
Luego de hablar con el médico, me vengo esta vez, en el micro. Caminar, ya no. Ja!. Es mucho. Ja!. Cualquier cosa si tengo colesterol, no me costará caminar. Recuerdo, -es cierto, eh- que en San Martín, y en Mendoza, en un día, hice: cien cuadras!. Así como escribo. ¡Huaa!. Soy un desaforado. Si muero, habré cumplido con una consigna: ser feliz. Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida  y cosida con hilos de oro y plata.



CAMINATA Y A LA BIBLIOTECA.

Me dispongo a ir caminando al centro. Son quince cuadras, mas o menos. Y de paso visito a un  amigo, al profesor Corradi. Antes al ir cerca del reloj solar, en el Parque Central, donde miro la hora-son las cuatro de la tarde- le pregunto a una fémina sobre el trole. Me dice que no pasa por ahi. Esta bien, tampoco quería saber. Ja!. Luego de pasar por el edificio de mi amigo, y hablar por el portero eléctrico, sigo viaje. Pido turno al médico,ya que estaba cerca. Salgo del instituto.
Veo una fémina muy linda.
--No puedo evitar decirte que sos muy hermosa...
Le digo, mientras la campaneo. Pero mi badajo no está muy atento, ya que debo ir a entregar  unos libros a la biblioteca. Ja!. La chica me mira con displicencia. Igual, vale.
Sigo hasta la biblioteca. Entro al edificio. Pido un par de libros. Después, hablo con un joven que me dice él, mientras veía yo un libro de astronomía:
--¿No conoce a Paolo Pasolini, que hizo un libro de astronomía?.
--No, sabia que fue cineasta.
---No; pero también hizo un libro de astronomía.
Me quedé pensando. Pero igual, pido a la bibliotecaria el libro que me apuntó el pibe. No lo tenía.
Luego ya me dijo, que si, que  Passolini hizo teatro, etc. Supuse que se refería, quizás, a algún libreto de teatro,o de cine, al respecto, o a algo peregrino hecho por el tipo.  Después, hablamos de Carl Sagan. Y me dijo que estaba haciendo una investigación para su madre, sobre la trata de personas. Hablamos algo sobre los derechos humanos. Le pedí su mail. Y lo saludé, ya, para seguir viaje a mi casa.
¿Pasolini aficionado a la astronomía?:..mmm...Preguntaré, en todo caso, en el café de los periodistas y artistas.
Tomo el micro, mientras me "filman", desde el espacio. Ja!. Los extraterrestres. Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida.

domingo, 25 de agosto de 2013

EL BORRACHO EN EL COLECTIVO. X

Voy a ir a almorzar a la casa de un matrimonio amigo. Y  Hablo con un hombre. Éste toma la palabra:
---Si...yo iba a tomar el 63, pero se me escapó el hijo e puta...
--Ahh..
Le digo.
--Yo vengo del barrio de La Favorita...
--¿Cuál es su película favorita?...
No se da cuenta. Se sonrie.
Comenta sobre  el  clima, y de fútbol.
Subimos al micro.Cuando vamos por la avenida Boulogne Sur Mer, sube un tipo, que se tambalea. Andaba con una botella de cerveza. El conductor, le dice:
--Amigo...se va a dormir en el micro...no me haga lío, porque lo bajo...
--No, chófer....no, manejador!..hic-hic!..tengo que ir a mi casa...¿usted no sabe donde queda?...
--No,pero si sé donde queda la comisaría....
--Jaa!...¿y para qué quiero comer yo más pizza?..
Nos reimos los pocos que vamos dentro del colectivo. El mamao se sienta , y empíeza a cantar.
--¡No ve que va la luna, rodando por callaoo...ya se que estoy piantaoooo!!!
Entonces, el conductor, detiene la marcha del micro.  Pienso "ahora lo baja". Se le acerca:
--Amigo...deme la botella...
El curda, extiende la mano.
--No tiene nada...hic!...¡no le dejé ni la chapita!..hic!..
La agarra el chófer, y baja.  Tira la botella en un basurero. El mamao camina por la escalerilla, como puede...¡se cae a la acequia!...El conductor toma del brazo al beodo, y llama con el celular a alguien. Parece que es a un 911. Espera mientras habla con el. Todos los miramos desde arriba. Nadie se ha quejado por la demora. . Son los 10 de la mañana, y no se trabaja porque es domingo. Hay tres o cuatro adentro. Con el que había hablado en la parada, conversamos dos cosas.
.--Parece que hay mucha gente que toma...¿vio?...
Me dice.
--Si, este tomó doble; alcohol y el micro. Jaa!.,...
--Si, jaa!...
Luego llego a la casa de mis amigos. Y allí la paso unas dos horas. Después me vengo a mi departamento. Veo en lo de mis viejos, una película. Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida.

viernes, 23 de agosto de 2013

LA TENTACIÓN. EN EL CONCIERTO DE CÁMARA.

Estoy en la tarde, en mi casa, dibujando. De repente me digo "voy a ir a los viejitos, para visitarlos unos minutos". Entonces, me acerco al departamento. Y cuando estoy allí, decido ir a ver un amigo del barrio. Los saludo y me voy. Llego a la casa de él, para tomar el té  y mate.
--¿No quieres ir a un concierto de piano  y guitarra?.
Me comenta.
--Bueno. Siempre es lindo hacer cosas nuevas.
Luego de media hora, nos disponemos a ir al centro de la capital. En el micro, hablamos de los idiomas,ya que es un buen linguista aficionado, y mejor conocedor del alemán.
--A mi no me gustan los teutones. Ni el pais, ni su idioma. ¡Te imaginas hablando yo en alemán!. ¿Y esas palabras como con treinta consonantes juntas?.
De esta forma, ibamos departiendo de gramática, el chino, el castellano, el alemán, etc...etc...faltaba el chino del supermercado...ja!...
Llegamos al museo de arte moderno. Esperamos unos minutos. Nos sentamos en unos sillones. Yo veo a la secretaria de la  entrada, que es una morocha muy buena. Pienso "¿qué le puedo preguntar cómo para notar si me sonrie y entrar en charla?". Se me ocurre algo. "Le voy a decir que dónde queda el baño. Pero no tengo ganas de mear. Igual,adentro me peino. Ah, pero soy medio pelado.  Bueno, entro doy una vuelta  y salgo.".
--¿Me dices dónde es el baño?-
Señala displicentemente, con una birome:
--Queda allá, enfrente.
Entonces, me dirijo al mismo. Hay un borde. No lo vi. ¡Paf!...casi me caigo...jaa!
Entro, y bueno, doy una vuelta, para hacer tiempo. Pero en eso, llega un tipo. Y enseguida voy al mijitorio, para hacer como que meo.
--¿Hace frío, no?..
Le digo.
--Si, amigo.
Salgo. Y vuelvo a sentarme. Ja!.
Hablamos con mi amigo, y llega otro del grupo. Y después,la señora, que también es de este paño.
Entramos todos. Cuando estamos sentados en las sillas, en un lugar no muy grande, donde ya están las guitarras, el piano, el xilofón, y tambores, mi amigo Angel me hace la pregunta "del millón"(sabe que tengo un telescopio)
--No sé mucho del tema, pero decime ¿el telescopio es a pila?...
Ni con ocho años de edad, se me ocurrió estar pregunta. Le digo que no, pero me agarró una tentación entre la gente, que tuve que toser y ponerme la mano en la cara, varias veces. Jaaaa!!!
No daba más, y tuve que tranquilizarme avisándome de que no siga riendo porque se podría todo...jaa!. Hice unas muecas, y empezó el concierto. Una hora y media. Lindo. Saludé luego a las chicas, y las felicité. Después todos fuimos a comer a un restaurante. Charlamos y vimos unas fotos que traía Carlos, de su viaje al Brasil. Tomamos el micro, y llegamos al barrio.
Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida y cosida con hilos de plata y oro. 

jueves, 22 de agosto de 2013

CAMINATA...Y UNA MUJER. X

Voy por la calle del centro de la sexta sección. Y miro enfrente: una mujer me saludas Va!...Me digo "´¿quién es esta"?. Entonces, le muevo la mano, y me sonrie. Pero parece que saludaba a un tipo que estaba detrás de mi. Sin embargo, como iba con mi catálogo, me le acerco y le ofrezco.
--¿No me saludabas a mi?...no creo...
Me interrumpe.
--Si, soy tu vecina del barrio...vivo ahí y te veo siempre...
--¿No me digas?:..¿cuál es tu nombre?...
--Norma...¿y el tuyo?..
--Oscar...te invito a tomar un café...
--No, no puedo. Estoy en mi trabajo. Otro día.
--Bueno, ahora pídeme algún producto...
--A veer...(Mientras estábamos en una tapía, sentados)
--Son muy buenos. Como tu belleza...
--Jaa!..¿no me digas?...entonces no venderás nada...jaa!
--Ja!...si...si...
Lo mira, y luego me dice:
--Se me pasa el micro.  Voy a tu casa, otro día, y allí  lo veo con más detalle.
--Chao!..Norma...
Se sube al bondi, y yo me quedo mirando el catálogo. ¡Qué bonito!. Muy lindo. ¿Y la cita?. ¿Será también muy linda?...

martes, 20 de agosto de 2013

SALIDAS...SALIDAS...

Me voy caminando a hacer un trámite y a vender cosméticos. Voy por la calle, y miro, miro...
Una fémina está con su bebé. Le digo:
--¿Es suyo?....
Mientras le toco en su cochecito, la carita.
--No...de su mamá....
No le entiendo.
--¿Eres la empleada?...
--No, la  niñera. ¿Es bonito?...más lindo es el que haríamos juntos...
Cuando escucho esto, casi se me cae la cara...
--¿Qué?...¿me estas cachando?...
--No, se te ve muy guapo...
Hago como que me pellizco, y le respondo:
--Debo estar soñando...¿qué me dices?...
--Eso...bueno....se me pasa el micro....
--No, dame el teléfono....
Me  lo dá, anotado en un papel, ya que le doy una hoja, con la birome, porque iba con ella, por el tema de los cosméticos.
Entonces, toma el papel, pero veo que vienen dos policías, y la detienen. Me mira uno, y dice:
--¿Qué le dijo?...salió de un psiquiátrico, y se robó este bebé. No le dé bolilla. Ya se escapó tres veces.
Miro a la mujer, que me hace con el dedo, la famosa seña, del insulto. ¡Y yo me hice ilusiones!..
Loca, loca...dice la canción de Shakira....Jaa!...

sábado, 17 de agosto de 2013

VALLE GRANDE, SAN RAFAÉL. MENDOZA. ARGENTINA.,


NUEVA VISITA AL PARQUE GENERAL SAN MARTÍN.

Preparo la mochila. Mate, bananas y tres libros. Voy a pasar el famoso pic-nic, conmigo mismo. Consigo sismo. En una zona de terremotos, temblores y otras yerbas. Ah....me tomaré unos matecitos. Y cuando voy caminando por cerca de la cárcel...¡zaz!...un auto choca detrás, a otro. Huaa!. Unos policías de la cárcel, están con un celular metiendo a un recluso, que parece se había escapado, o algo así. Lo traían al penal.  El hombre que es chocado por el otro, saca un palo, del auto, y le pega al parabrisas del  coche que lo atropelló...Uyy!....¡que despelote!.
El policía mira a su colega y ve que al ver este incidente- se distraen- se les escapa el reo. Se va no más, por una calle, corriendo...La gente mira, azorada.
El poli lo agarra al tipo que  agrede al automovilista, que sigue golpeando al auto, y quiere pegarle al otro hombre y le grita:
--¡Ahora te pongo las esposas a vos,..porque el preso se escapó!...¡marchá vos a la cárcel!...¿qué haces con el auto?...´¿y encima le quieres pegar al hombre que viene con una mujer y su hijito?....
Lo agarra la policía. Yo me había quedado mirando cerca de un árbol. Otro agente me ve, y me pide que pase, que no  hay problema.
--Amigo....esto pasa todo el tiempo....¿lleva alguna pizza ahi?...¡tengo hambre!...
Me rio, y sigo caminando. Al pasar por otra calle, le regalo un aforismo a una fémina. Dice "Nunca digas, nunca; jamás, digas, jamas".
--Es que yo escribo y lo regalo ya que no vendo...
Le digo. Me agradece; es amable.
Al  llegar al Parque me tiro cerca de una palmera. Miro el predio Me siento pleno. Lloro. Si. Me emociono por lo que vivo cada día. Me digo "Observo el vacío de mi mirada, y espero, cada madrugada"....Sigo viviendo la poesía, como nunca en mi vida. ¿Qué pasa en mi?. Vivo, miro, amo, siento, y hasta me doy el lujo de pasarla mal, estando bien. Y bien, estando mejor. Todo esto y espero mucho más....sin esperar.
Después, leo a Osho. ¡Que grosso que es Osho!. Hermoso lo que dice de la felicidad, de los estados de ser. Leo también el libro de Arthur Handley, "Hotel". Es de los setenta, pero igual, vale. Leo algo de astronomía. Mientras tanto relojeo a cinco chilenas que están a unos diez metros de mi, en el predio. Observo a una. Pienso "le voy a regalar el otro aforismo que tengo". Termino el mate, y me levanto. Al acercarme  a ellas, con la mochila les digo:
--Yo escribo aforismos. Te elegí a vos y quiero que les quede un recuerdo argentino, a ustedes, que son chilenas...¿no?.
--Si, gracias!
Dice una de las cinco. La elegida para el aforismo, también agradece mientras me mira, algo asombrada. Agrego:
--Copiénlo para que lo tengan. Adios!
Me voy caminando por cerca de los portones, -que están en refacción, junto a la parte de enfrente de la Emilio Civit, que da a  la entrada del Parque- y llego a mi barrio. Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida,  y cocida con largos hilos de plata, cobre y oro...


EL CAFÉ DE LOS SÁBADOS.

Llego al café La Barca, de calle Espejo, luego de hacer un trámite. Están Julio, con su nieto y su hija; Emilio II, una señora, y Luis. Me saluda Luis:
---¡Qué el Señor esté contigo!
--¡Y con el cosmos!.
Contesto.
Me siento, y los escucho. Decía uno de ellos
-Mi nieta ya es una porrista de godoy cruz....ya, no quiere ser niña, porque le tiene envidia a la hermana mayor...
Dice Laura:
--Todos tenemos a un niño adentro....
Hablaban del día del niño que es mañana.
Después, Julio habló de su infancia. Yo los escuchaba.
--Mi abuela los recibia a Borges y otros...
Me llamó la atención. ¿Borges?. Genial.
Luego hablamos de otros temas. Se conversó sobre política.
--¿Qué me dices de Cobos?.
--Un asco.
Y le digo a Laura:
--En la Antártida, votaron los pinguinos...porque la verdad, aqui Cristina...
(Sé que ella, es cristinista)
--Pero en el sur del pais ganó el kirchnerismo, eh....
Y asi pasaba la mañana, hasta que llegaron dos o tres comensales más. Me tomé un cortado, con tijera y con cuchillo, para después conversar un poco mas, con Ingrid. Le hice alguna cargada a Julio, pero hablé de Michael Crigton, -el que hizo la película Jurasic Park, y también el libro "Coma". Emilio I, charló sobre su interés por el policial negro. Le comenté sobre Agatha Cristie, y me dijo que le gustaba mucho.
--Yo tenía una biblioteca completa de novelas policiales...
Comenta Emilio I.
Asi va pasando la mañana, hasta que vienen  dos jóvenes más, y Gladis Ravalle, la actriz teatral. Se hacen chanzas con Julio y Emilio I. Yo los saludo a todos, y me tomo el palo. Llego para almorzar con mi vianda. En mi departamento: aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida,  y cosida con hilos de oro. 

viernes, 16 de agosto de 2013

EN EL CENTRO UNA PELEA Y EN EL MICRO UNA ARMÓNICA.

Resulta que me voy caminando al centro, a hacer unos trámites. Voy por una calle, y pa colmo veo agua que se desparrama como ombligo de gorda, por el cauce de una zona céntrica. Yo no sé que les pasa a los municipales. Y a la gente que no hace un huevo por no tirar basura. En fin... Cuando paso calle Perú, veo a dos tipos forcejeando.
 --¡Vos me prometiste, nijo de puta! -
-No..no...estas equivocado...! Y se manoteaban de lo lindo. Paso entre ellos.
-Ey!...paren...paren...
. Lo agarro a uno para que no le pegue al otro. En eso, el otro me dice
 --Guarda porque tiene un revólver! Lo largo, como quien tiene una papa caliente en la mano.
 El otro le agarra el bolsillo, y saca...una pistola....¡pero para soldar estaño de televisores!... yo se la veo y le grito: --Che..¿con eso va a tirarte?...ja! Y dice el técnico en televisión
: --Con esta pistola no, pero tengo un chumbo de verdad, y si no me lo sacas a éste..lo tumbo con una piña... Luego se va corriendo. Su rival me mira y me comenta;
--Es un pelotudo....
--Si, técnico en televisión y se hicieron una pelicula, aqui...¡mira como la gente mira!
 Hay dos o tres tipos que observaban la escena y se reian.
 --Bueno, me voy a hacer unos trámites-- Le digo.
 --Portate bien, si no te vuelve a agarrar la pistola...ja!
--Si...¡jaaa!..¡Graciss!
Me voy y hago lo mio. Luego tomo el micro, y en el mismo, hay un joven que toca la armónica. Me le acerco:
--¿Donde la compraste?...yo tuve una....
 Me dice dónde y sigue tocando. Lo felicito. Y me vuelvo a sentar en mi asiento. Llego a mi casa. Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida y descocida con hilos de plata y oro.

sábado, 10 de agosto de 2013

VISITA AL PARQUE. MATE, Y AFORISMOS.

Me preparo el mate, los libros, y camino hasta el Parque General San Martín. Mientras lo hago,pienso algunas cosas de mi vida. Y llego al sitio(no web, claro,ja!), para tirarme cerca de un árbol. Ahi leo astronomía. Mis estrellas. Veo una moto roja.El tipo me pregunta por la calle, Paso de los Andes.
 --Se pasó...Ja!
 Después, una cbica pasa cerca mio.
 --¿Quieres un mate?
No acusa recibo. Ni cheque al portador. Qué lástima. Si fueran más amables. Es de día, la tarde, en pleno Parque cerca de la avenida. No voy a violarla. Pero si fuera de noche...ja!. No mato una mosca. Luego camino unas cuadras más. Me acerco a un banco, y me siento. Tomo de nuevo mate,y leo esta vez a Osho. Me acerco a una chica, y le regalo un aforismo escrito. Dice "Prefiere ser niño-hombre, y no hombre-niño". Olfi. De mi producción. Me agradece. Al menos, lo recibe;no como otra anterior, que-claro,que era yanqui,o inglesa- no lo quiso llevar. Quizás, no entendía mucho el castellano escrito. Pasa, si. Otras extranjeras, han sido muy cordiales. Esta mujer, -que iba con una mochila- no sabía el idioma. Después, voy al baño. Pago dos pesos. No hay tarifa,eh. Sólo lo que uno quiera o pueda. Hace poco, no me dejaron entrar al baño, en un bar del centro. Hay de todo en la viña del Señor. Pasa un rato. Me voy de ese banco, para sentarme en otro,más al solcito. Leo a Osho, y miro a dos féminas. Están del otro lado de la rotonda,sentadas en un banco. Me cruzo y les dejo tres aforismos. Me agradecen.Todo bien. Leo un rato más, y me tomo el palo. Veo tres jóvenes, con sendas guitarras, Recuerdo a Vox Dei.Pero no me quedo con ellos. Si los hubiera visto al principio en una de esas,me quedaba a charlar. Y a escuchar la guitarra. Antes, dos pibes, tocaban tambores. Estuvieron un buen rato mientras yo estaba sentado en el banco. Me voy a mi casa. Camino. Llego a mi departamento. Y me acerco hasta el de mi hermana. Escribo esto. Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida.

martes, 6 de agosto de 2013

SALIDA AL CENTRO. TRÁMITES Y GENTE LINDA.

Me tomé el micro, y ahí, no más, en el ómnibus, ofrecí cosméticos. Dejé un teléfono a una señora. Luego me bajé, y llegué hasta la Biblioteca San Martín. Dejé un par de libros, que había pedido, para después, llevar dos más. Hablo con Carina, la cual me pide dos productos. Todo bien, para irme caminando por la avenida San Martín. En eso, paso por una señora y ella:
--¡Atchisss!...
Estornuda.
--¡Salud!.
Le digo.
--¡Gracias!.
Una cuadra más abajo, pasa una chica, y al caminar por la salida de la calle....¡zaaazz!...se resbala y cae.
La trato de levantar...Pero porque se cayó, eh....En serio. Después, se levanta, me agradece mi gesto de interesarme por su caída, y se va. Bue!....Ya ni levanto a una mujer en la calle...O sea....
Tomo el micro. Cuando estoy adentro, veo a una chica, parecida a una novia que tuve en los ochenta.
--¿Vos no te llamas Adriana?
-No.
Me siento. Nunca está de más comunicarse. Hace bien para las endorfinas. Ja! Total, soy respetuoso. La participación, no es sólo para denunciar o pedir algo al empresariado. Sale de adentro.
Cuando bajo para ir a mi casa, le ofrezco el catálogo a un chica, que baja conmigo y se dirige al mismo  barrio. No quiere nada. Está por hablar por el celular. Todas hablan y hablan. ¿Qué dirán tanto? Están desatadas, o atadas, según cómo se vea..¿no?.
Al entrar a mi depto, converso  con mi vecina Gretel. Me cuenta de otra vecina. Y de una amiga. Le hago chistes, y luego de unos quince minutos, me dispongo a tirarme en la cama, para un breve descanso. Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida. Y cosida con el hilo de Ariadna, y de Afrodita; además de otras Diosas, que andan por el mundo.

lunes, 5 de agosto de 2013

CENTRO Y VISITA AL SUPERMERCADO.

Fui a hacer un trámite. Cuando vuelvo hacia mi casa, voy a tomar el micro. Me han dado ganas de ir al baño. Pienso "voy al bar de la otra vez, para que pueda cambiarle el agua a la aceituna". Pero resulta que me dice la chica del negocio:
--Es para clientes. No lo puedo dejar entrar...
--Pero si yo vine la otra vez. Mirá, te digo donde es el baño y todo. No sé porque son tan poco solidarios, eh.
--No puedo dejarlo.
---Está bien. Jamás volveré aquí.
Y me fui embroncado. Parece que hay gente que es mala, todavía. Yo puedo estar con una urgencia importante. Pero bue!...como dice el rock "todo se pasa por atrás...". En fin...

A la tarde voy al supermercado con mi hermana.Llevo el carrito, y una "niña",-pero como de 40 años-me mira y  dice, como para si(pero yo estaba al lado, eh)
--¡No hay nada de aceite!
Y pienso para mis adentros "yo te mediría el aceite...nena"...ja!
Me acerco y comento:
--Bue!...¿cuál es el mejor, el de oliva?...
--Pero no hay nada...
Entonces, ya me tenía que ir.Me voy no más. La chica no habló más. Podría preguntar otra vez, .En fin, le dije otro comentario, pero agarró su "ford taunus", y tomó por la "panamericana"...ja!
Después, con mi carrito le hago  la pasadita. Y me acerqué a otra, y le toqué bocina...pi-pí-pi!!!..Nada...No acusa recibo. Ja!. Por ahí, casi choco con otra:
--¡Fijate dónde pones el guiñe!...che....
Seguía hasta comprar todo. Me encuentro con mi hermana, y llegamos a la caja. (Peaje). Ahí pagamos y nos venimos. Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida.

domingo, 4 de agosto de 2013

UNA NEGRITA COLOMBIANA EN EL PARQUE SAN MARTÍN.

Son las 14 y algo de la tarde. Me dispongo a preparar la mochila. En ella tengo: tres libros; uno, de astronomía; otro, de Osho; un tercero, de linguistica. Y unos saquitos de té de menta, con una naranja. Además, una fibra y un bolígrafo, con papel. Agua caliente en un termo. Listo para otro de mis pic-nics. Aquella palabra de moda en los años 60 y  70. Camino las doce cuadras, hasta el Parque San Martín. Y me siento en uno de los bancos, aledaños a los Caballitos de Marly. Cerca de un monumento, la virgen y el restaurante de la esquina. En el momento que estoy tomando el té de menta que me prometí, se bajan de un micro, dos chicas jóvenes. Una, se dirige a mi, Es delgada, negrita, con pantalones de jeans, y con una canasta con galletas, envueltas en bolsitas con moños amarillos.
--¿Gusta comprar estas galletas?.
Tiene acento centroamericano.
--Huy...podria ser. Pero tengo billetes grandes.
--¿Está tomando mate?.
--No, té de menta. ¿A ver qué tienes?. Eres de otro país...eh...
--Colombiana. Estudio administración de empresas en la universidad de cuyo. Vengo por intercambio cultural, y estoy hace un mes.
Conversamos unos veinte minutos,o un poco más. Me dice que tuvo problemas con la inseguridad aquí. Y hablamos de la presidenta, Cristina. De lo caro que está todo. Comenta, cómo sube el pan.
--Mira, yo soy periodista, y vendedor de cosméticos.
--Mi primo queria estudiar eso, en Colombia. Pero es caro, en mi nación.
Y así, comentamos de la educación, porque los hombres le han dicho piropos muy fuertes. Cuenta que es descendiente de africanos. Es negra. Le digo que ella es morenita. Pero me dice que es negra. Es agradable. Ojos pequeños,negros. Boca grande. Y muy simpática. Le regalo un aforismo, y me pregunta si tengo facebook. Y que tiene un novio en Bs As, negro también, que jugó en Godoy Cruz, y ahora en Huracán. Se llama Alejandra Negrete. Y su novio John Sevillano. La chica tiene 19 años, y le digo:
--No tengo cambio.
--Voy a buscar en el restaurante. Le dejo mi cartera, donde tengo mi pasaporte, y también el canasto con las galletas.
Me muestro algo desconfiado, porque se llevó 50 pesos.
--No por favor, porqué piensa así..
Después, viene con el vuelto, y le pido perdón por mi desconfianza. Me da el cambio, y le compro tres bolsitas de galletas. Le hablo un poco más. Me despido con un beso, diciéndole que se comunique por facebook, lo que pongo ahi, y que divulgue mi aforismo.
--Mi seudónimo de humorista y periodista, es Olfi...
--Mucho gusto, Olfi!.
Y se va. Muy linda comunicación con una chica de Colombia. Luego leo astronomía, Osho y algo de literatura etimológica y de frases. Chupo una naranja, mientras veo el paisaje. Escribo en el banco algo; "Pato", Sol de los ovnis". Sobre mi amiga de La Plata. Dejo la fecha. Queda ahí, en las cercanías de los Caballitos de Marly. ¿Para siempre?. Hasta que el clima, lo borre. Y me dispongo a caminar hasta mi barrio. Llego, y escribo todo esto. Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida, y cocida con hilos de todos los bellos colores del arco iris.
ALEJANDRA ME VENDIÓ ESTAS GALLETAS. TRABAJÓ UN DOMINGO PARA SUS ESTUDIOS. Y ME RECONFORTÓ CON LA CHARLA QUE TUVIMOS. ¿GRACIAS, INFINITAS, COLOMBIANA LINDA!