Páginas vistas en total

jueves, 24 de noviembre de 2011

CHISTES QUE HICE EN MI CIUDAD...II

1. Una vez entro a la casa de un vecino. Estaban viendo un teleteatro, a eso de las una y media de la tarde. Me dicen que se llamaba "El Patio". Yo miro a uno de ellos, y le digo...--aha!....después van a venir La Cocina, La Lavandería...etc....etc....
2. Estoy en un bar. He ido a comprar unas empanadas. En eso, llega un vecino del barrio donde está ese restaurante, y lo veo vestido con una camisa,celeste, y corbata...Iba a un casamiento, pero yo le digo--¿Dónde estacionaste el colectivo?...(bus, micro...).
3. Un día estaban hablando en mi casa de un joven, que para no ir al servicio militar-cuándo estaba en vigencia- se puso a pintar el motor de un auto. Lo dieron por loco, y se dijo que el tipo se estaba haciendo el loco, para salvarse. Yo le digo a mi mamá---Hay que estar loco, para hacerse el loco...¿no?....
4. Yo estoy llegando a la casa de un vecino. Le digo a éste, que era petiso, y algo morrudito---Hola...extracto de He man!....Y el joven, me contesta--Me parece algo ofensivo lo que me dijiste....Perdón, si lee esto. No me di cuenta, ya que me salió muy del alma, pero ratifico que me equivoqué.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

CHISTES QUE HICE EN LA CIUDAD.....


Una vez, estaba en mi casa, y salía una amiga muy bonita. Entonces, yo le puse colgado de la puerta, un saquito de té. Y le agregué un cartelito, que decía---Té quiero....Se rió mucho, Fanny.


En otra oportunidad, estaba-año 1985- viendo una película en Mendoza. Era "La Naranja Mecánica", de Stanley Kubrick, si no me equivoco(Si no es este director, sepan disculpar...). En eso, se corta la imagen, queda todo negro, en la sala. Yo grito--¡Llamen a un mecánico!......La gente se rió.

Estaba en la casa de un vecino. Eran dos jóvenes, más o menos, en 1993. Uno de ellos, José Carlos, agarraba un cassette(en aquellos años, todavía existían), y su amigo le preguntaba --¿De qué grupo es esta cinta?. José Carlos, lo miraba, y no veía nada escrito en el carrete. Lo miraba, y lo volvía a mirar, y no había nada escrito. Yo -que presenciaba esto- me les acerco y les digo---¡Invisible!....Y se rieron, mucho. (Este chiste sólo es para argentinos...).

Me acerqué a un par de mujeres-fueron unas cinco veces, más o menos, durante algunos años- y eran una grande, (como la mamá) y otra, jovencita, como la hija. A estas parejas, les decía--Señora...Si se gana la grande...¿me da la chica?...Este chiste, no es mio. Lo escuché por ahí, y lo llevé a la práctica callejera.

Un día, estoy con mi señora haciendo la cola, para comprar un abono de micro. Cuando llega mi turno, estoy en la ventanilla, y el tipo que los vende, tenía un mate en la mesa. En eso, lo va a agarrar, y se la cae al suelo. Yo le digo--¡Amigo, anda mal del mate!....Y se rie.

Una mañana del 11 del 11, del 11, (Hace muy poco) me bajo del micro, y cuando voy por la calle, me le acerco a mi chica, y le digo--¿Qué hora tienes?. Y por esas cosas(yo no llevaba reloj, y no sabía la hora, eeh...) me dice, mirando el celular--Son las 11....Y le digo--Ahora que se acaba el mundo...¿no me aceptarías un café?.....Me miró muy seria. No tuvo sentido del humor....ja!....

Esto es todo para este boletín de humor callejero. Más noticias, en próximas entregas. Un saludo para todos los que leen y miran este blog.

martes, 8 de noviembre de 2011

POR UN "PELITO" NO ME DAN UN BALAZO....

Era el fin de año de 1987. Estábamos todos en el living, tomando sidra, festejando. Yo saludaba, y otros saludaban. Luego de un rato, nos pusimos a esuchar música....todo era muy lindo.....Eran varios, pero en un momento nos quedamos , Patricio, mi hermana, y yo, solos en el living. En eso, tocan la puerta--Toc!...toc...toc!......Voy a abrirla. Y frente a mi, el Pancho, con un trabuco, largo, parecido a los de los cow-boys, me enfrenta, y me grita---¡Feliz año, nuevo, compadre!....Y me lo pone en el estómago. Me puse rojo y azul, y eso que no soy hincha de San Lorenzo de Almagro.....Bueno, no pasó nada, pero ....huaaa.....¡qué cagazo!....Resulta que el tipo, tan simpático, él, tan buena persona, al salir disparó al aire, ya que el revólver estaba efectivamente, cargado. Yo supuse por supuesto, que como estaba medio entonado con alguna sidrita, podría haber disparado en mi pancita...y sería el fin de año para mi...claro.....No festejaría otro. Sin embargo, festejé muchos más, y ahora, 2011, estoy por recibir al siguiente. Y espero que sin ningún trabuco...