Páginas vistas en total

sábado, 30 de noviembre de 2013

LA CHARLA DE CAFÉ DEL SÁBADO.

Voy a la biblioteca General San Martin, a llevar un par de libros. Y me acerco al café de la calle Espejo, La Barca. Es la reunión que ya lleva 4 años. Enriquecedoras conversaciones. Al llegar está Manolo,uno de los tantos comensales de estas charlas. Hablamos unos minutos. Después, viene Emlio. Una sorpresa: nos miramos, me mira, Manolo mira asombrado. ¿Qué pasa?.
Lo miro bien. Me mira bien. Yo he asistido con una chomba rayada azul. Sandalias. Con un pantalón blanco. Llevo lentes. El, viene con una chomba rayada, azul,. Sandalias. Con un pantalón blanco. ¡Gemelos!. Exactamente iguales. Tanto que ...´hasta la marca de la ropa es igual!. Increible. Ambos llevamos lentes. ¿De universos paralelos?. Nada de eso. Ah...estamos en la calle, Espejo...¡claro!.  Pero en fin...
Enseguida llegó Indrid, y luego Luis. Hablamos de cine, y filosofia. Vino Andrés, también.
Fue una velada interesante, de dos horas y un poco más. Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida.

viernes, 29 de noviembre de 2013

¿BAILE DEL CAÑO?.

Subo al micro. Y me siento bien atrás. Estoy medio dormitando,porque vengo cansado de un laburo. Y veo luego como dos mujeres, se mueven, alrededor del parante vertical del micro. Estan agarradas. Pisan y pisan. Y gritan. Entonces,les digo.
--¿Hacen el baile del caño?.
--No,-dice una- lo que pasa es que vimos un par de arañas, grandes,y las estamos pisando. ¡No se dejan morir!.
Miro, y veo cómo les sacan la hemolinfa. Ya estan muertas. Replico:
---Mejor hagan eso en Tinelli. Ja!.
Me vuelvo a dormir,y ellas, se rien. Aunque usted no lo crea. De Ripley.En la dimensión más desconocida que nunca. Ja!.

martes, 26 de noviembre de 2013

EN EL MICRO.

Subo al micro. Pero antes de abordarlo, en la parada hay una chica esbelta, larguirucha, alta, vestida de blanco, con pantalones negros, zuecos,-aquellos de los años 70- y una cartera negra. Sube conmigo .
Se sienta. Parece que es una chica de las de ahora. Ja!. Me siento en la parte de atrás. Y ella,adelante. Entonces, con mis pies, le toca los de ella, desde mi asiento. Se da vuelta y me dice
--200 pesos.
Pero su voz es medio gruesa. La miro bien y le contesto:
--¿Te salió eso la cartera?. Ejem...
--No, tontito. Yo sé lo que vos querés.
--¿Bajarme del micro?. Porque eso hago ahora.
Y me bajo. Ja!. Soldado que huye, sirve para otra guerra. Ja!.

martes, 19 de noviembre de 2013

LA CONSULTA PSIQUIÁTRICA.

Llego al psiquiatra. Espero en la calle porque el consultorio estaba cerrado. Enfrente escucho para mi sorpresa, mientras me encontraba sentado en la acequia, que un tipo desde un primer piso grita  y canta:
--¡Para bailar la bamba!...¡se necesita un poco de gracia!...arriba y arribaaaa...!!..
Pienso: "ieba...ieba...mamasittaa...!!".
Jaa!. No lo veo,porque un árbol tapa a la habitación, pero me doy cuenta que esta ahi, con la ventana abierta. Luego grita:
--¡Los niños son buenos, y hay que tenerles un animalito!... ¡a mi me tienen mal de la  croquetita!...¡pobre de mi señoras y señores!...
Jaa!. Justo este tipo enfrente de un consultorio psiquátrico y psicológico. Ja!. Llega la psicóloga. Se baja del coche y escucha al hombre. Me le acerco y le digo:
--Escucha...¿entra el primero y después yo?. Jaa!. Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida.

martes, 12 de noviembre de 2013

FUEGO.

Iba por la calle, caminando; venia de un laburo. Paso por una casa, y en ella sale humo de la ventana. 
Una mujer sale  con muletas metálicas. Grita
--¡Fuego, llamen a los bomberos!
Entonces, no sé que hacer, pero  me indica que entre a la casa de la vecina y hable por teléfono a los bomberos. Eso hago, mientras veo a la mujer de la casa de al lado, que está en silla de ruedas. Me indica donde esta el fono, y le hablo. 
Mientras salia el humo, llegan los tipos con la sirena. Uuuuuuu!,el ulular de la bocina. 
Al llegar éstos, apagan el fuego. Se ha apiñado la gente. Uno de los bomberos, enciende un cigarrillo-fiel a su estado de ser,claro, ja!- y me espeta:
---Estábamos comiendo un asado. Lo cargamos y lo trajimos en la autobomba. ¿Podemos hacerlo aqui?.
La señoras agradecidas, que ya tenían resuelto el problema, no  muy grave, ya que sólo se chamuscó algo la casa, le dice que si, y extienden una parrilla. Tomamos unos vinos y brindamos por el fuego apagado. ¡Salud!. Ja!. 

lunes, 4 de noviembre de 2013

HISTORIAS DE LA MENDOZA ANTIGUA. EL CAMIÓN.

Cuentan que en 1930, se construia una calle en Mendoza. Y pasó un camión. El suelo cedió y el hombre cayó en un pozo. No se pudo saber más de este, porque cayó muy al fondo. Hubo una lluvia y luego el pozo fue tapado. Al cabo de diez años, se volvió a hacer la calle. Y se encontró el camión. Adentro se encontraba un esqueleto intacto, con sus brazos y sus manos,en el volante, y el cráneo contra éste.
Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida.

viernes, 1 de noviembre de 2013

EL HOMBRE DE LA ANTIGUEDAD.

He subido al micro, y me siento lado de un hombre de piel cobriza, marrón,. Lo veo bien, y tiene el aspecto de un maya. O sea pienso ¿"es cómo el hombre de la máscara de jade"?. Entonces, le digo
---¿Usted es descendiente de los mayas?
Me contesta.
--No uso maya ahora,Pero en verano cuando vaya a la pileta, si.
--Bueno. Entonces, cuando la use, dele saludos a Quetzalcoatl...¿sabe quien era?...
--No hablo ningún idioma...
Lo miro y sigo pensando en  mis cosas.
En la dimensión desconocida.

HISTORIAS DE LA MENDOZA ANTIGUA. 1 Relato.

Cuentan que en el año 1960, una tarde estaba nublado, y con el cielo de color marrón oscuro, muy intenso.Se largó un gran aguacero. Por la avenida Boulogne Sur Mer, iban tres soldados del ejército. ¿Qué pasó?, Empezaron a caer con la copiosa lluvia, miles y miles de arañas. El cabo que iba con los otros dos, sacó su pistola, y les comenzó a tirar balas a las arañas. Una dió en una ventana de una gran casa. La lluvia cesó, y el ejército después tuvo que pagar los daños de los vidrios del local. Cuando se presentó un oficial del ejército en la misma, salió una viejita que le dijo
--Mire aqui tengo un telar de araña. Le estoy tejiendo un pullover a mi nieta, con estas telarañas Las agarré en  la tarde en que me visitaron miles de ellas.
La abuela, se dijo después, padecía demencia senil. ¿Qué no es posible?. Todo es posible en la dimensión desconocida.