Páginas vistas en total

domingo, 16 de junio de 2013

NUEVA VECINA, Y UNA DISCULPA.

Voy a comprar algo al supermercado. Y al salir ,veo a mi vecina, con la cual converso.
--Estoy enojado con vos...
--¿Por qué?...
---Y..vos sabes...
--Ah...perdóname...
Me pongo bien, porque se disculpa. Es una mujer buena, amable. La disculpo. Charlo dos minutos con ella. Sigo  bien al  super.
Al llegar busco fósforos, leche, yerba y dentifrico. Todo para el hogar. Parece el título de una casa de negocio. Ja!. Vuelvo caminando, claro.
Por la Jorge A.Calle, desde atrás noto una mujer bajita, vestida de negro, con dos bolsos de supermercado. Viene de ahí. . Me acerco.Cuando voy por la Boulogne Sur Mer, le digo:
---Fresco, y nublado. Parece que va  a llover...(típico diálogo del que quiere hablar con una mujer...je!).
--Si, hace falta agua...
Contesta.
--Hay que bañarse sólo un minuto...
--Si, no cuidamos el agua.
--¿Eres del barrio Cano?...
--Si, del C...
--¡Cómo yo!....
--¿Me llevas?...
--Claro--le respondo--
Fiel a mi estado de ser, la acompaño hasta el monoblock, el mismo que el mio.
Me dice que vive con una hija adolescente, y la otra la tiene el padre.
Saparada, entonces. Asi estamos todos. Solos.
--¿Cómo te llamas?...
--Bebsy..¿y vos?..
--Oscar....
La saludo y continúo: 
--Nos veremos.
Entra a su casa. Yo a la mia. Nuevo día con cosas nuevas. Agradables. Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida. Y cosida con laaaargooos, hilos de oro, plata, cobre, y toda la gama de metales preciosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario