Páginas vistas en total

viernes, 28 de junio de 2013

UN BOLSO Y UN ABUELO.

Voy a tomar el micro. Cuando llega hasta la parada, y voy a subir, un señor, con bastón, baja lentamente.
Le doy lugar, y él me dice:
--¿Me llevaría este bolso hasta mi casa?.,
---Sii..si...pero no puedo ir a mi destino...
--Por favor, le pago cien pesos...
Bueno, ante esta oferta,agarro viaje ahí no más.Total, el  trámite puede esperar. Jaa!
Me voy con el abuelo hasta su departamento. Camino junto al hombre, con el  bolso, que a decir verdad, está pesado de mercadería. Me dice que se la obsequiaron y que también la compró. Vive solo con su nieta.
Al llegar al departamento, y estoy por entrar viene justo la nieta de unos 21 años, con aparentemente, su novio. Están discutiendo fuertemente. Los tranquilizo. El novio me imprepa. Y ahi no más, saca un cuchillo.
Huaaa!. Me pide el bolso. El abuelo le grita y dice:
--Chee!...hijo de puta!...¿otra vez me vas a robar?....déjelo todo, amigo, porque es un delincuente.
Le doy el bolso, pero lo tomo del hombro, luego, y trato de convencerlo de que no se lleve nada, que soy bueno, al igual que su pariente. Contesta.
---¿Vos sos de la yuta?...miraaaa, me caes bien.
Guarda el cuchillo, mientras se va conmigo y deja a la chica, que llora, con su abuelo, los cuales, entran al departamento. Voy con él,  y me devuelve el bolso.,Se pone a llorar. Lo consuelo. Y le agrego:
---No te hagas problema.¿Tienes problemas con la droga?.
--Si, soy un tipo que toma de todo. Perdóneme. No sé porque hago esto...Y se larga a llorar. Lo vuelvo a consolar. Me abraza, se saca el pullover, y lo tira. Grita...en fin, lo calmo, y se va en una moto, con un tipo(supongo, amigo) que pasa justo. Me saludan, y me dice el "ladrón":
--Suerte, yutaaa!....¡no robes como  yooo!!!!
Miro el bolso. Me quedo pensando. Lo llevo al abuelo, que ya perece que no estaba. Toco el timbre de su planta baja. No atiende nadie. Podría cobrar, ja!. La chica esta con  una amiga a una cuadra. Le dejo el bolso. Me agradece, y me comenta:
--Mi novio es un tipo enfermo, señor. ¡Gracias por lo que hizo!.
Me da un beso, y ....en la boca. Le digo:
--No es para tanto. Pero puedo ser tu padre.
Entonces, cuando regreso a mi  departamento pienso "cuantos padres estarán besando a sus hijas"...Jaaa!
 Aunque usted no lo crea!. De Ripley. En la dimensión desconocida y  bien, eh. Bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario