Páginas vistas en total

viernes, 21 de junio de 2013

REUNIÓN CON AMIGOS.

Saco el abono de micro. Me baño. Voy a ir a Godoy Cruz. Allí me esperan un grupo de investigadores de ovnis; llega a vernos a un bar, un periodista de Bs As. Alejandro Agostinelli. Hacía 28 años que no lo veía.
Llego al bar cercano al cine teatro Plaza. Célebre de la ciudad de Godoy Cruz, en el Gran Mendoza, Argentina. Por supuesto, yo impuntual-puntual. Es decir, una hora antes de lo convenido. Me gusta estar seguro. Además, fiel a mi estado de ser, conversar con mozos, o personas que encuentre en mi camino. Como una especie de "periodista de la vida". Que casi, a veces, eso es lo que soy.
Estoy en el bar. Pido una gaseosa.
--¿No desea un vaso de agua?
Me dice el mozo.
-Bueno..
Me la trae. Y sonrio a las meseras. Pero como al preguntar la hora, y enterarme de que es muy temprano,me cruzo a la plaza Godoy Cruz. Ahí, se encuentra una chica como de unos 30 años.Al costado, hay unos quince caballetes, pequeños, y unos dos o tres nenes, pintando con pomos de pintura. Hacen paisajes y otras cosas.Veo un cartel de tela que dice "Pintorcitos". Me acerco a la mujer:
--¿Hacés pintar a los niños?.
--Si..si..
Señalando a una nena que se encuentra cerca de ella, y con la que habla le digo:
--¿Es tu hija?..
--Si...
-¿Haces esto para recrear a los niños?...qué bien....
Les cobra a los padres de los niños, que pasan un rato entretenidos, pintan y se llevan lo que hacen.
--Te felicito por tu creatividad. ¿Lo haces todos los fines de semana?.
--Muchas gracias!..si, eso hago...
--Es una iniciativa muy linda. ¿Es tuya la idea, o la copiaste?.
--No ,es mia.
Miro los dibujos de Disney que tiene en una carpeta(Minney, Donald, Pluto, etc..) y noto que son modelos como para que copien los chicos. Muy linda tarea la de esta mujer joven. Sigo insistiendo, eh, la creatividad no es cosa de la Cristina,la presidenta.Cada cual debe usarla sin importar el gobierno de turno. De esta manera, se "puede parar la oya", muy bien, eh. Nadie hace el trabajo por uno. Si la mujer-sobre todo en estos tiempos que queda sola, por divorcio o separación-usa su inteligencia,su amor, su creatividad, el gobierno no tiene injerencia. Ella,la mujer, puede salir adelante. Y ¡cómo!. Vean la misma presidenta. Más allá de lo delictual que tenga, es una luchadora. Porque después de todo. ¿Quién le quita lo bailado?. ¿No puede ser feliz?. Si. Pero el pueblo, también. Y eso se hace con dos condimentos esenciales: voluntad y amor.
Entro al bar. Y viene Alejandro. Luego, Luis, Raúl y Juan. Los cuatro departimos por cuatro horas. Excelentemente. De nuestra temática ovni. Con chistes. Con algo de humor. Qué esto, qué el otro. Y el caso, aquel, y el suceso de Peccinetti,-Villegas(que se llevo una buena parte del tiempo de reunión). Vendió un par de  sus libros, llamado "Invasores". Luego de las horas de reunión ,en la que tomamos café, gaseosa, y alguno sándwiches, nos fuimos a conversar afuera, mientras nos  despedíamos  Vimos el cine Plaza, que se encontraba con jóvenes que parece,  iban a entrar a un recital de música, donde muchos ufólogos de los años 70 y 80 dieron sus audiovisuales. Hablamos unos minutos más, pero el frio...brrr!!...arreciaba....Nos despedimos. Yo me subo a un taxi con Alejandro. Hablamos en el trayecto. Ya, le comento más de mi vida personal. Él me cuenta de la suya. Al llegar a la Alameda, lo saludo.
--Gracias Alejandro.!....Mucha suerte!
--A vos, Oscar!
Me voy a tomar el micro. Fiel a mi estado de ser, converso dos minutos, con dos chicas que esperan el micro. Y al subir, hablo con una morochita que va al barrio San Martín. Tiene en el asiento una niña de 3 años y medio, que manipula un celular. Hablamos un rato hasta llegar, a mi barrio, que está ubicado antes de aquel. Le digo que no parece tener la edad que me dijo. La saludo
--¡Qué descanses!
--Buenas noches!-.
Contesta.
Bajo y ceno fideo, y un sándwich de queso. Chateo con un par de amigas de facebook. Le doy la idea a Débora sobre su programa de radio. Sobre supersticiones. Le gusta la idea, y la anuncia en la red. Me acuesto tranquilo. Muy contento. Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario