Páginas vistas en total

viernes, 18 de diciembre de 2015

EN EL CENTRO.

Me tomo el trole. Voy a llevar un catálogo de Reino S. A, a una clienta dueña de un negocio. Lo entrego,  y salgo a caminar por la calle San Luis.Veo a una puta. No le pregunto por el precio. Como es bien fea,no sé si me va a dar uno alto  o uno muy bajo. Ja!.
Después, hablo con una vendedora de una tienda. Le digo si me quiere comprar cosméticos. Es delgada,morocha, bajita. Es en calle Godoy Cruz, y 9 de Julio. Parece que le interesa, pero no vender. Entonces, le digo que volveré en otro momento. "Se me pasa el trole". 
En la parada me pregunta una chica algo sobre el micro. Le pregunto:
--No sos de aca.¿Sos del Norte?.
Hace una mueca,  y contesta:
--¿Le parece?. Soy de Perú.
Y hablamos algo. Me dice que vive en Mendoza, hace siete años.
Y le pregunto por la gente de Mendoza, aseverando que los hombres somos muy charlatanes. Se me rie. 
Tomamos el mismo trole.
 Y luego,en este encuentro a Lorena, la trolebusista amiga. La saludo.
-- Nos encontramos todos los días.¿No?
Se rie.
Al bajar al barrio,. le doy un beso, y le deseo un feliz día.
Ella me dice:
---Que tengas un lindo día. Cuidate. 
Me bajo, y ya estoy aqui en el departamento. 
Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida y descosida. 

miércoles, 16 de diciembre de 2015

APOSTILLAS 1.

Después de este largo silencio, en que se acalló,un poco mi espíritu sumamente inquieto, de los años 2012-1014, vuelvo a escribir. 
Ayer fui al psiquiatra, y apenas entré una fémina me dice
---¿Cómo le va?. 
---¿La conozco?.
--Si, Estuvo ayer conmigo.
---No,no...no vine ayer al consultorio.Debe haberse confundido. Igual,soy Oscar,mucho gusto!
--Gisela.-se presenta-.
Bueno, entre una charla y otra,le digo que es bonita, y qué música escuchaba en el walkman. 
Pero me contesta, tocándose el busto:
--Pero esto se lo muestro sólo a mi marido.
(No venia al caso....en fin... me pareció extraño, su comportamiento)
Luego le dije no sé que mas,  y se levantó.Me comento que venia con su mamá y su papá. Acompañaba a su madre, a la psicóloga.
(¿La tendrá a mal traer su hija?..jaa!). En fin....
Luego llegó el médico,pedi las recetas, y me fui.
Y otra vez: aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida y descocida.