Páginas vistas en total

domingo, 4 de agosto de 2013

UNA NEGRITA COLOMBIANA EN EL PARQUE SAN MARTÍN.

Son las 14 y algo de la tarde. Me dispongo a preparar la mochila. En ella tengo: tres libros; uno, de astronomía; otro, de Osho; un tercero, de linguistica. Y unos saquitos de té de menta, con una naranja. Además, una fibra y un bolígrafo, con papel. Agua caliente en un termo. Listo para otro de mis pic-nics. Aquella palabra de moda en los años 60 y  70. Camino las doce cuadras, hasta el Parque San Martín. Y me siento en uno de los bancos, aledaños a los Caballitos de Marly. Cerca de un monumento, la virgen y el restaurante de la esquina. En el momento que estoy tomando el té de menta que me prometí, se bajan de un micro, dos chicas jóvenes. Una, se dirige a mi, Es delgada, negrita, con pantalones de jeans, y con una canasta con galletas, envueltas en bolsitas con moños amarillos.
--¿Gusta comprar estas galletas?.
Tiene acento centroamericano.
--Huy...podria ser. Pero tengo billetes grandes.
--¿Está tomando mate?.
--No, té de menta. ¿A ver qué tienes?. Eres de otro país...eh...
--Colombiana. Estudio administración de empresas en la universidad de cuyo. Vengo por intercambio cultural, y estoy hace un mes.
Conversamos unos veinte minutos,o un poco más. Me dice que tuvo problemas con la inseguridad aquí. Y hablamos de la presidenta, Cristina. De lo caro que está todo. Comenta, cómo sube el pan.
--Mira, yo soy periodista, y vendedor de cosméticos.
--Mi primo queria estudiar eso, en Colombia. Pero es caro, en mi nación.
Y así, comentamos de la educación, porque los hombres le han dicho piropos muy fuertes. Cuenta que es descendiente de africanos. Es negra. Le digo que ella es morenita. Pero me dice que es negra. Es agradable. Ojos pequeños,negros. Boca grande. Y muy simpática. Le regalo un aforismo, y me pregunta si tengo facebook. Y que tiene un novio en Bs As, negro también, que jugó en Godoy Cruz, y ahora en Huracán. Se llama Alejandra Negrete. Y su novio John Sevillano. La chica tiene 19 años, y le digo:
--No tengo cambio.
--Voy a buscar en el restaurante. Le dejo mi cartera, donde tengo mi pasaporte, y también el canasto con las galletas.
Me muestro algo desconfiado, porque se llevó 50 pesos.
--No por favor, porqué piensa así..
Después, viene con el vuelto, y le pido perdón por mi desconfianza. Me da el cambio, y le compro tres bolsitas de galletas. Le hablo un poco más. Me despido con un beso, diciéndole que se comunique por facebook, lo que pongo ahi, y que divulgue mi aforismo.
--Mi seudónimo de humorista y periodista, es Olfi...
--Mucho gusto, Olfi!.
Y se va. Muy linda comunicación con una chica de Colombia. Luego leo astronomía, Osho y algo de literatura etimológica y de frases. Chupo una naranja, mientras veo el paisaje. Escribo en el banco algo; "Pato", Sol de los ovnis". Sobre mi amiga de La Plata. Dejo la fecha. Queda ahí, en las cercanías de los Caballitos de Marly. ¿Para siempre?. Hasta que el clima, lo borre. Y me dispongo a caminar hasta mi barrio. Llego, y escribo todo esto. Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida, y cocida con hilos de todos los bellos colores del arco iris.
ALEJANDRA ME VENDIÓ ESTAS GALLETAS. TRABAJÓ UN DOMINGO PARA SUS ESTUDIOS. Y ME RECONFORTÓ CON LA CHARLA QUE TUVIMOS. ¿GRACIAS, INFINITAS, COLOMBIANA LINDA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario