Páginas vistas en total

martes, 10 de junio de 2014

EN EL NEGOCIO.

Fui a comprar comida para mis gatos. Llego al negocio, y me empieza a revolotear un moscardón. Dddd!!!...El hijo de puta, no se me iba de encima de la cara. Le doy un manotazo, y ¡zaz!, le pego a una caja que esta a la altura de mi mano..¡Fuaachh!. Se cae. Ja!. No pasa nada, pero por culpa del moscardón, casi rompo algo. Ja!. La vendedora, me dice
--No se haga problema. La caja está vacia. 
--Perdone! Espanté una mosca. 
Luego, entra una rubia de ojos verdes. Le digo
--Tienes unos ojos muy bonitos. 
--¡Gracias!. ¿Siempre es tan amable?
--No, sólo con las chicas bellas como vos. 
--Ayyy!...
En fin, estaba en simpático y adulón. 
Después, pido la comida y me voy. 
Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida y descocida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario