Páginas vistas en total

sábado, 21 de diciembre de 2013

MÁS VALE PÁJARO EN MANO...

Voy caminando al centro de la ciudad a tomar un helado. Y en el trayecto, en una vereda, veo un pajarito, aparentemente, herido, o adormilado, no sé, caminar, por un costado. Me acerco y trato de agarrarlo. En eso, una mujer está entrando un auto a un garaje, y se sorprende por mi actitud. Cuál "San Franscisco de Asis"(no,tanto, eh...jaa!), me incliné hacia abajo, a tomar con mis manos el pequeñin, de una alzada no mayor a siete u ocho centímetros. Cuando lo tengo en  mis manos, le digo a la chica:
-¿Estará herido?.¿Qué podriamos hacer?.
--Tirelo por ahi,para que vuele...
Pero me voy con el pichón caminando. Piaba, y piaba, abriendo la boquita. Lo tenia en mi mano derecha. Ja!. Cuando paso por la casa de una clienta de mis ventas de cosméticos, le toco la puerta. Me atiende y le digo:
--¿No te gusta mi pajarito?..mira...Ja!
Y se lo muestro. Se rie.
--¿De dónde lo sacaste?. ¡Sos un genio!...
--Lo encontré mientras caminaba. Primero, bajé un gato (¿se acuerdan?), ahora un pichón de pajarito.Todos los animales me siguen. ¿Seré de otro planeta?.
--Jaaa! Es que vos sos un monje budista, che. Chao.
Me voy cantando bajito Con el pajarito. Lo dejo,después en un arbusto. Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario