Páginas vistas en total

viernes, 28 de noviembre de 2014

MIS HISTORIAS CON LOS TRENES(ANTES QUE MENEM LOS SACARA)

Viajé en trenes, en cuatro viajes, de larga distancia. Y dos, en corta.
La primera vez, en distancia grande, fui a Bs As, con mi amigo de aquellos años, Ricardo. Corría el año 1977. 
Subimos rápido con dos monjas, que nos iban a hospedar en  un orfanato, llamado La Popunier en Villa Soldati. Ellas, regresaban desde San Martín-ciudad donde residí hasta 2005, en la provincia de Mendoza, Argentina- y nos invitaron-todo pago.- a pasar diez días en la capital del país.  
El padre de Ricardo-Silvano- notó que subimos sin boleto. Ja!. Entonces, las monjas nos pagaron el mismo,porque si no, nos tiraban a los yuyos. Ja! Teníamos 18 años o 19. 

Viajé en corta distancia, a la casa de un amigo de aquellos años, Roberto, para estar en su casa, de Godoy Cruz, Mendoza. También desde San Martín. En el coche motor, -así se llamaba, pues corria el año 1975- me encontré con el padre de mi amigo de esa ciudad Juan Carlos, que iba a Mendoza, por asuntos familiares. 
Con Roberto, estuve uno o dos días, hablando y manejando material de ovnis, tema que me tenía apasionado por aquel año. 

Otro viaje que hice, fue en 1984, con Ricardo, otra vez. Y también fui en recorrido corto, desde Bs As, a Chivilcoy,a la casa de mi amigo Armando. 
Para el 1985, hice un refrigerio a un congreso de ovnis. Acá pasó algo primero, peligroso, y otra cosa, graciosa. Primero les cuento la cómica. Resulta que voy al baño del tren, y un joven como de mi adad-27 años, o un poco menos- salia subiéndose la bragueta. Me dice--
..--¿No la viste,flaco?. Me la curtí en el baño!!
Un tipo que tuvo sexo en el tren. Ja!
Pero en este viaje, de regreso, ya, tuve la experiencia de descarrilamiento del transporte. Iba durmiendo,y ¡traccckkk!!!..escucho un fuerte bamboleo, y ruido. Doce horas parados,porque diez vagones quedaron tirados a un costado, con mucha gente gritando, y algunos heridos leves. Tuvimos que esperar, cerca de Luján, todo ese tiempo. Me puse a hablar con dos o tres personas,cosa que como ustedes sabrán,no me cuesta mucho Ja!. Algunas vacas, me saludaban mientras comían pasto.Ja!!.Incluso se veian grandes bañados, y mucho rocío. Pero era octubre de 1985. En primavera. Sin embargo, estaba algo fresco, para  mi gusto. Claro, pasamos la madrugada entera sin dormir, o sólo dormitando.

El viaje que hice a Chivilcoy, para ver a mi amigo Armando por primera vez-la otra, fue la segunda- fue con problemas también. Pero esta vez pudo ser peor. ¡El vagón donde yo iba, rompió  un eje!. Justo pasaba el guarda, que llamó por la campanilla, y el tren se detuvo. Se empezaba a bambolear todo,pero mi vagón, en especial Y estuvimos parados, también varias horas, desde las doce de la noche y hasta la madrugada. 
En fin, esta ha sido una síntesis de mi historia con los trenes argentinos. 
Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida y descocida.  
barreras

No hay comentarios:

Publicar un comentario