Páginas vistas en total

sábado, 13 de mayo de 2017

FUGA.

Iba por la calle Boulogne Sur Mer, en Mendoza. Y cuando pasaba por la cárcel, noto cómo se bajaba del muro un convicto. 
--¡Alto!--grita un policía. 
Y noto que a la entrada hay dos mujeres-una la mujer del reo-  que pelan ambas, sus tetas. 
El custodio, se distrae, y el preso gana la calle. 
No lo encuentran más. 
Las mujeres, son detenidas.
Después me entero que el convicto desde algún lado, le habla por el celular a su esposa:
--¡Excelente!...Ya te voy a enviar a mi cuñada, para que también pele unas tetas, y asi, te escabuyes.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario