Páginas vistas en total

martes, 14 de octubre de 2014

VISITA AL MÉDICO.

Me voy a pié al médico.Median unas veinte o veinticinco cuadras. Llego y espero unos 40 minutos. 
Al entrar le digo al doctor Santiago:
--Traigo los análisis recién salidos del horno. Me los han entregado ahora. 
No creo que tenga el ébola. Ahora, si, soy lengua bola,pero eso es otra cosa.Ja!.
---Ja!.Se rie.
Los ve y comenta.
--Esta muy bien. Te felicito. La creatinina, bien, la orina bien....Con vos me voy a cagar de hambre, eh.
--Mejor para mi,claro. Ja!. Yo agradecido. Ja! 
--Tengo que ir a buscar una raqueta de tenis. 
--Ah,. y un día jugamos al ping pong,eh.
---Si, claro. Te traes un vacío, y listo. 
.--¡Cómo jugaba yo al ping pong, eh!. Modestia aparte. 
--Bueno, te voy a tomar la presión.
La toma.
--Esta un poco alta: 14. Te me vas a tomar la presión dos veces, al día, y me la traes anotada la próxima vez, eh.
--Bien..Pero estoy bien. Es por la felicidad, por ver el cielo, etc...Eso si,por momentos  caigo en pozos de algunos minutos. 
--No te permitas caer en esos pozos, eh.
--No, lo que pasa es que no tengo ninguna fémina, y eso me pesa un poco.Pero hay que aceptar la realidad, y eso cuesta a veces. 
--Ah, ahí no te puedo ayudar.
--Algo hace mi psiquiatra,pero yo piola. Sigo el ritmo de mi felicidad, que parece me hace bien a mi metabolismo por lo que has notado vos,eh.
---Sí, pero veme en una semana. 
--Otra vez!..¡Ya casi vivo en tu casa, che!.
--Pero dale, a mi no me hace nada.
--Si,pero a mi sí, porque tengo que venir otra vez, y capaz que me quedo sin hacer algo. En fin, te veo. 
--Que estés bien, Oscar.-
Nos damos la mano, y camino hasta mi casa. 
En el trayecto me encuentro con mi clienta de cosméticos, Kelly. Hablamos dos  minutos.  La  veré la semana que viene. 
Al llegar  a la puerta del edificio, esta Marisa que se queja por la puerta.
-Viste que la siguen abriendo mal. No vale la pena hacer una nueva.
--Si,los pesque´in fraganti a los dos. No me hacen caso. Total, yo tengo la salida y entrada por el patio. 
--Claro,vos no tenés problema.
-Y llega Diego en su moto. Me saluda.Entro a mi departamento. 
Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida y descocida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario