Páginas vistas en total

martes, 22 de abril de 2014

TRÁMITE EN EL CENTRO.

Me levanto. En el reloj dice las ocho y cinco. Me digo
"Uy!. se me hace tarde para ir al médico". 
Entonces, me visto y parto a la clínica de garganta,nariz y oído. Al subir, la conductora es Lorena. Charlamos un poquito. 
--Si, me tengo que lavar los oídos. 
--Lo que pasa es que tenés que tener cuidado.¿Tenés algo?.
--No, me lo hago periódicamente. Cada seis meses.
--Puedes ir a la calle San Lorenzo. Es mejor. 
Entonces, le digo que es todo normal; que no pasa nada. Me bajo. Al entrar a la clínica, veo en la hora del programa de televisión, que son las ocho y diez.¿Tarde desde que me levanté y me vine el trole, cinco minutos?. Ja!. No, me acordé que puse el despertador, quince minutos adelantado. Ja!

En la sala de espera, entra un señor bien anciano. El médico le dice:
--Amigo, yo no atiendo pediatria, eh. Ja!
Un chistecito del doctor. 

A mi me llaman  en unos 40 minutos. Me ve el médico. Le digo:
--Doctor....¿tendré tanta cera que pueden venir a visitarme a la oreja, las abejas?.
Se rie. 
Luego cuando la enfermera, me va a lavar las orejas, me pregunta.
--¿Para que viene?.
---Para lavaje de oídos. 
--Si,pero ¿los dos?.
--Los dos, si. Todavía no tengo  tres orejas. Ja!
Se rie. Pero me dice luego que le pregunto algo:
--No le oigo. 
¡Me dice esto en una clínica de orejas!. Ja!
En fin, me hacen todo, y vengo al departamento. 
Vuelvo otra vez, con el trole que maneja Lorena. 
Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida y descocida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario