Páginas vistas en total

jueves, 25 de julio de 2013

SALIDA AL PARQUE Y REUNIÓN.

Preparé mi mochila, con mate, una naranja, dos libros, y muchas ganas de ir a mi Parque querido.
Llegué, y me senté en un banco del mismo. Atrapé el libro de Osho, y me deleité con sus mensajes. Preparé el mate, y les ofrecía a las chicas que pasaban...Nada, nada...Luego leí un libro de astronomia. Estuve unas dos horas. Hablaba conmigo mismo,mientras leía. Es hermoso meditar así, pero como leía en voz alta, algunas personas que pasaban,me miraban sorprendidas. Pero así soy. Nuevo. No me interesa lo que piensen o digan. Siendo así, cuando salí del baño, y saludé a la señora, deseándole que le vaya muy bien en  el día, me acerqué a dos féminas.
--¿No me convidan un mate?. Se me acabó el mio...
--No, no....tengo herpes. (Y me señala la boca).
La miro sorprendido. Le digo a la amiga:
--Pero tu amiga puede darme uno...
--No, porque también tiene. No acostumbramos a dar mate,porque trae problemas. Si no, encantada...
--Muy amables...
Increíble. Hacia una semana, le pedí un mate a una señora en la plaza de mi barrio, y me lo dio. Pero estas tontas, pobres, no creen en lo nuevo, en la amistad callejera, en la realidad de mostrarse pleno...En fin. Hay mujeres que tienen fuertes prejuicios; no les gusta nada. Cuidado, no vaya a ser que me las levante. O que me peguen una enfermedad.  Igual, en Mendoza, hay muchas mujeres que son así. Les piden permiso al miedo para dar mas miedo. O para alentarlo. Total, siempre van a decir que "no tienen miedo a nada". Se niegan, como leía del mismo Osho. No son reales.
Luego de esto, me voy y unas chicas promotoras,me ofrecen...papel higiénico.
--Se me ocurren un montón de chistes,pero no tengo ganas de decirlos....
--No, mejor no. Estamos ofreciendo estos rollos. Se les gusta, los puede comprar.
--¿Y que´hago con esto?...mejor no digan nada...jaa!. ¿Y si lo vendo?...
Entonces, lo llevo, para empezar a caminar. Al cabo unas cuadras, me acerco a otra fémina. Le pregunto la hora, para luego hablarle de los cosméticos. Es una joven. Luego la saludo. Y llego a mi casa.
A la tarde asisto a una reunión en un bar para la presentación de una revista. Cené unas tostadas, con tan rica mezcla de canapés, que era casi un orgasmo. Me encantó. Y escuché folclore, hablé con algunas chicas, chicos, y saludé a un amigo de la familia, que habia asistido al bar. Este era con luces, velas, vídeos proyectados en la pared, y dos o tres guitarreros, que entonaron varias canciones. Se habló del emprendimiento cultural, al que quizás apoye. El lugar y la gente, agradable. Pero a las 10 y pico de la noche, me dio un poco de sueño, y partí. Llegué a mi casa, a escribir esto. Aunque usted no lo crea. De Ripley. En la dimensión desconocida.
ESTE ES LA CAJITA DONDE ADENTRO SE ENCUENTRA EL ROLLO DE PAPEL HIGIÉNICO. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario