Páginas vistas en total

viernes, 21 de diciembre de 2012

21 DE DICIEMBRE: SOLSTICIO DE VERANO, SIGUE LA ALEGRIA...

Me tomo el trole. Cuando lo estoy esperando, un auto dobla por la Avenida  Boulogne Sur Mer, y se le abre la puerta...
--¡Guarda!--le grito.
Y el tipo larga la mano, y la cierra como puede.
Subo al micro. Y ofrezco, los productos. A una  señora. No pasa nada. Llego a la Distribuidora.
Me atiende Florencia. Y  me llevo algunos. Luego voy por la avenida San Martin. Y busco un gorro de Papá Noel. No lo encuentro. Pero ofrezco los productos a una mujer que esta en un stand. Y resulta que me dice:
---Yo también vendo lo mismo. A veer...y  este catálogo es el mismo que tengo yo.--
Cómica mi vida. Linda. Le ofrezco a la misma empresa...jaaaa!.....
Pero hablo con Marlene, una estudiante de arquitectura, durante unos quince minutos.
Todo bien. La saludo. Felicidades.
Cuando voy en el trole de vuelta,.sigo ofreciendo. Y resulta que el aparato tiene un problema en la puerta. Grito a todos:
--¡Hoy no habrá fin del mundo, pero puede haber fin de los troles.!--
Se rien.Están muy malos estos vehículos. Los piolines que se usan para llamar al chófer, en cualquier momento se rompen. Y comento:
-.--Qué negocio hicieron estos políticos. Compraron a Canadá estas cosas, y se llenaron bien los bolsillos.---
Nada dice nada. Igual todo.
Y sube en la Bouloge Sur Mer mi hermana. Sincronismo. Todo el tiempo, las "coicidencias". Hablamos un rato hasta llegar al barrio. Todo bien. Nos saludamos. Cada uno a su departamento. Y al llegar espero la vianda. Claro, escuchando muy buena música. Como cada día. Otra jornada de alegria,luz y paz.Bueno, a veces,no tanta paz. Pero sí, alegría. Ganas de tener más ganas. Y hago lo que quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario