Páginas vistas en total

sábado, 15 de diciembre de 2012

LA JORNADA DE AYER.

Ayer fui a mi trabajo de venta de cosméticos. Y llegué al restaurante de la calle Aritides Villanueva. Muy bonito.Pedí la especialidad de la casa, un licuado muy rico. Atendido por Belén, una pelirroja joven simpática y de muy buena presencia. Pero estaba Laura, a la que le ofrecí mi catálogo de productos. Me dijo que le gustaban los cosméticos. En eso, vino un lingera al bar, y me pidió una moneda.Le digo:
--¿Ve esta moneda de un peso?.(Se la muestro) Se la doy, para que le vaya bien, y tenga fe. Y que la pase lo mejor que pueda.
Me agradece y se va. Y ahi, saluda  a la mesera, y le dice el nombre "Belén", (parece que ha venido otras veces). Entonces, después la llamo por el nombre a la moza. Pago, y me voy.

A la noche, hablo con Gretel, una muy bonita vecina, amable, simpática, durante casi una hora. La época de los militares. Alfonsin. La de los bailes. Los pantalones, cómo se vestía ella, etc..etc..Encontré una amiga que tiene mi alegría y ganas de vivir. Vamos a ver cómo sigue esta relación tan linda. Es rubia de ojos celestes....como aquella canción ..."Era rubia, y de ojos celestes"....aquel tango...de Lepera....Sigo con mi vida, tan plena. Ojalá mejore aún más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario