Páginas vistas en total

miércoles, 12 de diciembre de 2012

HOY 12 DE DICIEMBRE.

Voy al mercado. Veo a Gretel, y me habla.
---Estoy mal de  la garganta--
---¿Qué te pasa?--
---Tengo hiatus..--
---¿Tenés qué?--
--Afonica...estoy afónica...
"Menor mal que habla poco. Pueda ser que siga asi, porque si no me rompe las bolas todo el día,ja!"...Pensé.
--Dicen que tomando propóleo, se pasa--
"Bueno, para qué le hablé del Reino de la Miel. Si le digo que le vendo, no me la saco mas de encima. ",volví a pensar.
Continua entonces:
---Lo que pasa es que yo tengo esto desde los 16 años--(Es varios años mayor que esa edad, madre de una hija de 29 años,  mas o menos).
Y yo le interrumpo;
.--Desde hace poco--
No escucha. Sigue.
..Y bueno, me han aconsejado....
...Bueno, te dejo porque tengo que darle de comer a mis gatos, Espero que pases una buena tarde.
--Ah...bueno....un besito!..
--Chao--
La  Marisa le puso de sobrenombre porque otros veranos venía a hablar enfrente de nuestra entrada: "La  Chicharra".....No se equivocó. Y si este verano viene, mejor que tenga alguna otra muchacha en mi depto. Al menos, para ver televisión, que -entre otras- cosas parece que voy a volver a tener, porque el televisor que tenía, se lo llevó mi ex-. a San Martín.

A las 10 y media, me voy a comprar una entrada al centro para ver un espectáculo donde va a cantar una amiga. Subo al trole. Se mueve cinco cuadras, y ¿quién sube?...El amigo de la peluquería de Carral. Increíble. En diez dias lo vi en el trole cuatro veces. Pienso "Vive entre el Trole y la peluquería. Hace tres días, venia de la peluquería, y ahora subio en Jorge A. Calle, de la peluquería. Le creció el pelo en tres días." Lo vi, pero él no me vio. Me empecé a reir solo entre la gente. Tuve que poner la mano en la boca, y toser. Increíble. Si me le acerco, y hablo tengo que hace un blog nuevo, sólo con él. La otra vez, me contó hasta lo que le pasaba al hermano, a la madre, a la hermana....Encima tuve que hacerle un chiste,porque se empezó a amargar por la inseguridad...
Bueno, nunca como este año, estoy conociendo a la gente, pero de la calle. Cualquiera. Falta un perro. Todos, todos, con rollos. Y cómicos, eh. Y hasta a veces, patéticos. Lamentables.

Llegué a  comprar las entradas al teatro Independencia. Eso hago. Y me voy a tomar una lata de seven up a un bar. Me siento. Me sacuden once pesos. "Si este gobierno sigue asi, para un canapé te cobran diez mangos"...Qué le vamos a hacer. Si la gente esta mal, pienso, a veces, que tiene algo de razón. Pero igual, yo no me amargo porque la culpa no es de Cristina. Ni de Boudou. Es responsabilidad de cada uno. Y cada uno, debe revertir todo.Yo, en eso estoy. Y mucho más en serio, que nunca.
Bueno, me voy a tomar el trole. Y pregunto la hora. Subo.Al llegar a mi barrio me pongo la mano en el bolsillo. No encuentro la entrada. La perdí. Demasiado bien iba todo. No importa. Perdí plata y ahora no voy a ver a mi amiga porque hoy solo el día de compra. No hay más localidades. Aprenderé. Siempre lo hago. No soy perfecto. Y me siento orgulloso...Aunque usted no lo crea...De Ripley...
--

No hay comentarios:

Publicar un comentario