Páginas vistas en total

sábado, 24 de noviembre de 2012

EN EL CENTRO DE MENDOZA, HOY.

Voy al café de los muchachos. Al. café de los amigos de la barra. Y estoy por una media hora. Me dice uno:
--¿Un zombi?..--
Es que hacía como dos meses que no asistía. Y le digo dándole la mano:
--Mucho gusto...ahora practivo Vudú--
--¿ El vicepresidente?--
Y luego le contesto:
--No ...ahora vengo de Haití...jaa!--
Conversamos algo de literatura y filosofía. Eramos unos ocho. Pero me fui antes que otras veces.

Voy por la peatonal Sarmiento. Camino. Miro. En un momento pasa alguien hablando po un celular:
---Hola...mi amor!---
Siento nostalgia. Sigo por la vereda. Un par de personas vestidas con colorinche. Al llegar a la esquina del edificio Gómez, en San Martín, la famosa avenida, y la Peatonal, veo a un costado y como a unos 20 metros dos jóvenes, que están separados y a la vez unidos, por un tubo -aparentemente de cartón- y uno de ellos,con su boca en un extremo, y en el otro lado, la chica, escuchando con su oído. Me acerco y los veo. Ellos, siguen hablando por el tubo. Me ve el joven. Le pregunto:
---¿Qué hacen?.--
---Susurros...comunicando susurros...--
--¿Y en qué consiste eso?--
---Muy simple-dice el muchacho de barba semi tupida- uno pone la boca, y otro la oreja; y nos hablamos poesía, cosas que se nos ocurren....¿quiere probar?...--
Y ahí no más, tomo con mi mano el tubo, decorado, y efectivamente de cartón, artesanal, y pongo la oreja. El joven me habla una poésía. Me dice sobre la vida, la autodestrucción del hombre, que era momento del cambio..etc..etc...Le hago mientras escucho, la seña del dedo pulgar, como que escuchaba bien. Y sí, hay ecos, pero oigo sus frases. Luego me comenta:
--Le dije una poesía de un autor de un libro...le dije lo que me acordaba....
Los saludo:
--Está bien...todo lo nuevo es bienvenido..--
Me da un beso, igual la chica, muy joven, y los despido. Asi es Mendoza en estos días. Asi debe ser siempre. Con novedad. Y yo continúo explorando al ser humano. A la vida. La ciudad.
Tomo el  trole. Y llego a mi barrrio, a mi departamento Me apresto ahora a almorzar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario