Páginas vistas en total

viernes, 30 de noviembre de 2012

UNA TARDE DE PROMOCIÓN. VENTAS Y MUCHA CALLE. EH.

Salgo con el trole a la plaza Independencia, en mi ciudad de Mendoza.En la parada del mismo barrio, se acerca una joven, con la cual hablo,y subo al transporte. Le interesa la venta, para su madre. Queda que le va a avisar. Y me dice que vive ella con su familia, en el mismo edificio mio. He llevado el catálogo de cosméticos. Y al llegar a la plaza, me voy a acercando a las mujeres una a una. En un banco de la plaza,está Sonia. Le comento de mi producción de ventas. Y queda que va a averiguar. Le doy el teléfono. Y continúo buscando vendedoras. Más adelante,hablo con dos jujeñas. Vienen por un viaje de estudios educacionales.  Tomo el centro de la ciudad, y camino unas 40 cuadras. Me hago chistes mientras camino. Asi soy en esta época. Al llegar a una cuadra, me acuerdo de una heladería. Y me tomo un helado. Alli tambien ofrezco productos con mi catálogo. Falta que se lo muestre al comisario de la ciudad, mientras come una pizza. Después llego a un lugar donde veo tres mujeres tomando mate afuera, en la vereda. En una mesa. Están que parten la tierra. A un lado, hay una mujer,. con pelo tipo rasta, de labios gruesos, un bombón infernal. Me acerco y pregunto por el micro. Luego les digo:
---Aqui tengo un catálogo....busco vendedoras-...(miro a la caribeña, parece brasilera) ...y  me voy a sentar porque estoy cansado--..(Y me recuesto en la silla...)
Me empieza a hablar una de ellas. Les hago chistes. Dos se van. Me quedo con la brasileña:
---Eres del Brasil?...--
---No...de Dominicana.--
---Ah...qué lindo pais. Yo conocí a un puertoriqueño--
Se rie.
--Son  muy simpáticas ustedes; mas que las argentinas...ja!--
Y la veo. Es una muñeca. Las otras no venían de adentro del edificio, que dicho sea de paso, no supe si era un negocio o qué. Pero al verlas vestidas, con minifalda, me di cuenta. No tenia plata. Estaba cansado. Otra vez, como decia el gordo Portales con Olmedo, me la comí.  Estaba en la cuarta sección. La zona roja. En eso vino una madame. Una mujer como de dos metros, regordeta. Me mira. La miro. Nos miramos. La dominicana, me cruza la piernas. Y me dice:
---Hoy no podemos trabajar, pero si quiieres a fin de año, tenemos una fiesta aqui.Puedes vender tus cosméticos, te esperamos.--
 Se acerca, me da un beso, y al levantarse se le ve una tanga blanca.Me quedé helado, pero el helado lo habia comido antes. Me quedo solo en la vereda. Me voy, y pienso "sigo con suerte,pero esta vez, creo que no tanta,a no ser que venga  el fin de año. ". Ya sé donde hay tres minas infernales. Deberé vender urgente más productos. Me tomo el micro, ya cansado como un perro. Son las 8 y pico de tarde.  Y llego a mi departamento. Otro día singular. Otro dia de aventura. Al menos, algo nuevo. No diría aventura, pero sí, otro día de pasión, de garrar, de trabajo. de los que me hacen ponerme a tono con el año.Qué año, Dios. ¿Y si el 2013 es mejor?...Huaaaa!!....

No hay comentarios:

Publicar un comentario