Páginas vistas en total

sábado, 2 de febrero de 2013

DISTINTOS ACCIDENTES Y ANÉCDOTAS GRACIOSAS EN LOS TRANSPORTES. .

El primer accidente que recuerdo, fue cuando choqué con mi Peugeot 504, va!...de mi papá,  a los quince años. Fue un choque tonto. En vez de frenar, aceleré y se la puse a un citroen que estaba estacionado en una esquina. Fue como una manera inconciente de dejar de conducir, porque no me resultaba agradable, o por lo menos, me sentia obligado. Hoy con 54 años, podría empezar a aprender, para viajar a algun lado con mis amigos y amigas. Nunca es tarde cuando la dicha es grande. ¿No?.
Una anécdota. Iba con mi primo Mario, en San Rafaél, a la noche, a un  cabaret. Y hacia frío. El lado mio del fiat 600, no tenia puerta. Llegué al cabaret, y claro, me tenia que calentar despues de haber viajado sin puerta, tanto yo como él. Ja!...
Otra vez, con  mi tío Carlos,  recientemente fallecido,  ibamos con un citroen, y de pronto:
´--Paparappaaaaa!!...
La puerta de mi costado, se abre de par en par. Llegaba a parpadear como ojo de encandilado. Mi tio larga la mano de su lado de conductor, y con tranquilidad la cierra, una dos veces(se abrió otra vez) para seguir viaje a la casa de mi suegra. (Fue en el año 2004).
Siempre le recordaba este hecho cuando lo veia.
Iba en un tren, y éste descarriló. Quedé barado en Luján de Bs As, doce horas.
Iba en un tren, a Chivilcoy, Bs As, y casi descarrilla el vagón donde yo y otros ibamos. Estuve varado varias horas,cerca de Laboulaye, Córdoba.
Una vez, me bajo de la camioneta de mi amigo de aquellos años(1983), y al saltar, doy con mi cuello, en un cable de un poste de teléfono...No me degollé,porque el cable era grueso y alcancé a agarrarme y amainar el golpe. Ricardo, no vio nada, porque enseguida aceleró, y se fue a su casa. Era de noche. Si, recuerdo que me latia el corazón fuerte, y me quedé helado.
El micro que nos llevó de viaje de promoción a villa Carlos Paz,Córdoba, chocó pero no paso nada .
Tenía una moto Garelli, entre 1992, y 1996. Me cai unas dos veces. La agarré, y segui viaje.
Alguna vez, me agarré con los pies los rayos de una bicicleta, y quedé lastimado, pero nada grave.
Estuve en camiones varias veces. Pero lo interesane fue cuando con Carlos, un amigo de aquellos años, de los 70, nos paramos por la ruta camino a Bs As, para ver y jugar con una araña pollito. Le poniamos un palito, y se nos enojaba, la puta. Ja
Y cuando era chico, los cartings. Los haciamos de madera y rulemanes. Asi también nos pegabámos algnunos viandazos,.eh. Los autos nunca fueron mi fuerte.  Y me faltó ir en avión, aunque en la vida, recuerdo a Charly cuando en los 80, cantaba, no voy en tren voy  en avión...no necesito a nadie alrededor.....


No hay comentarios:

Publicar un comentario