Páginas vistas en total

domingo, 3 de febrero de 2013

OTRA SALIDA ESTE DOMINGO....BAR, PLAZA INDEPENDENCIA....

Tomo el trole como a las 7 de la tarde más o menos. Llego al bar de la calle 9 de Julio, y peatonal. Me siento. Y ya, en el trole organizo mentalmente mi próximo libreto, esta vez en el centro de Mendoza, capital. "Voy a decirle a la mesera, que si conoce un restaurante árabe, por aqui, por Mendoza, porque unos amigos turistas me preguntaron, si había alguno, y que querían pedir(y asi lo digo, eh) de fiutts...fiuttss...(por la comida judia, eh, que se pronuncia defiutefish...o algo asi). ". Entonces, viene un hombre y le digo:
--Espero a alguien. Ya te pido  algo..---
Yo, claro, esperando que viniera la mesera, no el meserO. Y pienso: ¿"porqué no actúo con un hombre?". Entonces, cuando está por venir, me desido a hacer el scketch, al mozo. Pero enseguida viene el hombrecito que pide alguna colaboración para sus hijos, nenes chicos, de unos caramelitos, con unas figuras de algún material, del pato Donald, los Pitufos. Ya le he dado plata, dos pesos, en otras oportunidades. Reflexiono y le doy. Le digo que "Sé que dices la verdad. Siempre sigue adelante. Y gracias por ser como sos. "A esta altura, del comentario que le hago, ya me emocioné, y tuve que tragar saliva. Es un hombre que camina muy despacio, tiene el alma llena de humildad, también de grandeza, y por cierto, mira con bondad ante su situación de debilidad que lleva con voluntad y honor. Yo lo veo así.  Me parece que-cada tanto, claro,porque se lo ve seguido- hay que darle un voto de amor, y dos pesitos. Porque ¿saben?....es Dios, el universo, que gime, que pide limosna, que nos hace pensar asi "¿acaso no es hermoso darle un sonrisa a alguien y de paso,como pedia "algo para su hijito" que seguro, vive muy pobremente?..." Es amor práctico, sin que se trate de alimentar nuestro orgullo de burgués, que en esa hora, tenía plata para actuar, venia bien vestido, tenía -tengo- un buen departamento, y no necesito caminar con el calor, por unos pesos, que, son para él, tan imporantes,como el dinero que gano en mi venta de cosméticos. Yo le llamo humanidad, al acto de fe,con él . Yo le llamo extraño gozo del sentido de amor al prójimo sin preguntar si es un enfermo,o miente. Snif.
Bueno,la otra cara de la moneda, según a mi me parece, es el personje-justo pensaba en él,se los juro- que pide para un sadwich, y esta bien vestido siempre. ¿Qué pasó?. Al cabo de cinco minutos, no les miento, eh, viene caminando rápido, porque se le va el taxi. Claro, vestido con camisa verde, y pantalón de dandy. Eh. Se acerca a mi mesa y me dice, con cara de personaje de una película de For coppola o Fellini:
..--¿No tiene dos pesos(ojo, con tarifa, como dijo una vez, uno de los comensales del café de periodistas y artistas, porque lo hemos visto muchas veces, eh) para comprar un sandwich?....---
Lo miro, y con mas crudeza, luego de haber ayudado al otro hombre, contesto fríamente:
--No. -
Se va raúdamente, como quien lo persigue toda la comisaría. Pero pide en otra mesa, eh.
En eso, viene  o mozo, y ahi le hago el guión pensado.
Me mira el tipo y dice escuaetamente, como quien no sólo no tiene idea de restaurantes, sino de casi nada:
..--No,no...aca no conozco restaurantes árabes.---
--Bueno, te hago el pedido. Dame una coca-cola.¿A cuánto?--
---Trece pesos--
Pensé "la Cristina cotiza bien, en esta época".
Me trae la gaseosa. Y veo al lado, a unos metros, junto a otra mujer, a Adriana. La dueña del locutorio.
Se sienta con quien venía caminando, y junto a otra ruiba, muy bonita, que esperaba a las dos.Se ponen a charlar animadamente,.Adriana, no sé si me reconoció. Hace algún tiempo que no la veo,pero...en fin.....La visitaba en el locutorio, cuando no tenía  la compu, cada tres o cuatro dias, y por dos o tres años,eh.
Me voy del bar. Antes no les puedo dejar de contar algo asom-bro-so. ¿Se acuerdan del libreto de ayer, no más?. Veo en la esquina, pasar, hacia la peatonal, a una ....negra. De color. No supe si de África, Brasil, o Cuba. O Colombia, paises propensos a las chicas de color. Alta. Igual a mi libreto. Con pantalones cortos. Todo igual, menos, que su pelo no era con rulos, y los colores de la vestimenta, no fueron como los de mi imaginación. Ahora, que los cuentos se hacen realidad, a veces:SI. Y aqui esta la prueba en esta vida fantástica.  ¿Cómo puede ser que justo la vea yo a la "garota"?. ¿La de mi mentira de teatro del Parque?.
Luego, no pude seguirla, porque tomaba la coca-cola, y tenía que pagar . Pero les aseguro que si la encuentro mientras caminaba, le hablo. Al toque. Alguna cosa le comento. No me faltan ideas. Y después, ....¿la llevaria al Parque?....No creo. "Sólo somos buenos amigos"...jaaa!.
Me fui a la Plaza Independencia. Veo justo al artesano que hace letras en alpahaca. En metal. Y le explico que quiero una estrella de cinco puntas,con una "A" en el medio. Y me la va a hacer, el tipo., Mañana la paso a buscar después de las siete de la tarde. Sólo la estrella. Después consigo la cadenita para el cuello. ¿La tendré para la Maratón en Uspallata a donde viajo el fin de semana próximo?. Yo creo que si. Será algo muy hermoso.  Nuevo,como me suele ocurrir en estos años. Como, sobre todo, desde hace ocho o nueve meses. Me voy satisfecho. Y tomo el trole. Ya es de noche.. Otro día, magnifico. Beatiful day.

No hay comentarios:

Publicar un comentario