Páginas vistas en total

sábado, 12 de enero de 2013

EL VIAJE A BARILOCHE. 1972.

En aquellos años, yo iba a cursar el segundo año de la escuela secundaria, Bachiller.Y mis padres con mi hermana, y yo, pensamos, invitar a mi querido tio Ricardo, de Bs As, fallecido trágicamente, en 1996, a un viaje en carpa para el sur del país. Lo hicimos hacia uno de los lugares más bellos de Argentina, San Carlos de Bariloche. Al sur de Neuquén, en la provincia de Rio Negro, patagonia argentina. Mi padre tenía en aquel entonces, un fiat 1500, rojo. Y siendo asi, mi tio viaja hasta San Martín,Mendoza, dispuesto con un bolso a hacer el viaje con nosotros. Fueron . 1500 kms. Manejaban un rato cada uno. Y lo hicimos por el sector de La Pampa, por caminos de tierra. Estamos en el año 1972. Siempre fue gracioso mi tio. A él debo haber salido, y también, a su otro hermano y de mi padre, Carlos.

En una oportunidad, se enoja con mi madre. Y le tira una revista por la ventana:
---¡Para qué leer estas tonteras!...-(revista creo, Para Ti)..
Y ella le contesta:
--¿Y vos para qué escuchas radio?..(una spica).
.Y le tira la radio por la ventana....
Se para mi papá y la busca. Se la da a mi tio. Este no le gustó la reacción de m mamá.Entonces, agarra un papel higiénico,y lo tira por la ventana....
Yo miraba, y desde atrás del fiat, se veía el rollo, parecido a cuando en las canchas han tirado las largas serpentinas al gritar el gol. Jaaa!.....Y asi sucedía el viaje al sur.
Al pasar a comer  en un restaurante creo que cerca de Neuquén, ocurre algo que queda en la historia de nuestras vidas, y la de mi tío Ricardo. Bajamos todos a comer, y mi tio tenía una cartera llena de dinero.Todo con el cual disponía para esos quince días allá, con nosotros. Va a pagar mi padre, y nos cobran bastante. Mi tio colabora en el pago. Bueno, nos vamos al auto. A unos diez quilómetros, Ricardo, se aviva..."¡me dejé la cartera con toda la plata en el restaurante!."..Frena de golpe. Da la vuelta, y cubre "los diez mil  metros llanos en un segundo"...(y lo digo bien, porque era profesor de educación física y entrenador del equipo de Gimnasias y Esgrima La Plata, por aquellos años, junto a José Varacca). Llegamos al bar.
--¿No vio una carterita negra, con un cierrre relámpago, asi y asa?...la puse por aqui...--
Y miraba él, y todos los mozos. Nosotros transpirando la gota gorda.
Viene el dueño, al que Ricardo llamó.
--No, no...no hay nada--
--Pero,pregunte...
Se acerca a los que aquel momento estaban comiendo.
Les habla nervioso. Pregunta. Nada. Nada.
Deja todos sus datos. Dónde estaria en Bariloche...le faltó el cuit que en aquel momento no sé si existía. Se agarra la amargura de su vida. Imáginese el lector: todo el dinero para una estadia de vacaciones, nada menos que en Bariloche, lugar caro y destacado a nivel mundial, incluso, y calculado para...15 días....Todos quedamos frios. La estadia no fue tan buena por esto.
Igual, el tipo querido, el tio tan dinámico(hizo parapente, submarinismo, aviación, fútbol, tenis de mesa, atletismo, etc.etc..) corría por los cerros de Bariloche, siete kms diarios, lo aplaudían, subia el Tronador...pilas puestas siempre. Pescaba conmigo. Una de las dos veces que lo hice en mi vida. Pescábamos en el Limay. Este incidente no opacó la alegría de todos. Sin embargo, algo sí.
Resulta que vivió en Bs As, toda su vida. Y cada algunos años cuando nos visitaba en nuestra  casa de San Martin, se acercaba a mi oído, antes de irse, y me decía:
---Oscarcito....¿usted no vio una carterita, negrita, con cierre relámpago, asi y asa?:..Todos nos reiamos. Era un fenómeno. Hizo esta chanza, a pesar suyo, durante por lo menos, cuatro o cinco veces, y en distintos momentos en donde nos encontrábamos, tanto en Mendoza como en Bs As, en los siguientes 24 años, despues del viaje, y hasta su muerte en agosto 29 de 1996. Se hacía llamar "El Pámpano",  su nombre clave de radioaficionado, cosa que también hizo, y que relataré como párrafo aparte de este blog, entre toda su nutridísima vida, que abarcó 63 años. Lo llamaré al post. "Historias de El Pámpano". Esta mañana, estoy emocionado. Sólo quise recordar el viaje, y me acordé de un héroe. Un hombre enorme. Un audáz. Un hacedor. Con el cual, hicimos un bello viaje, oscurecido aunque no tanto,  por la famosa carterita negra. Ah...esa del cierre..relam...je!!.....
Imágenes de montañas, ríos, cascadas, paisajes y flores

No hay comentarios:

Publicar un comentario